¿Por qué enseñar ajedrez en las escuelas?


Niños jugando ajedrez



Que nos aporta el ajedrez?


En el mundo en que vivimos, donde la única constante es el cambio, y las personas nos encontramos cada vez más abandonadas antes las fuerzas que lo rigen; el Mercado, las oleadas sociales y el desate de las pasiones, por citar algunas, la práctica de actividades culturales, deportivas y artísticas tienen el inmenso valor de brindarnos protección y desarrollar fortaleza espiritual.


El ajedrez particularmente nos permite acceder a una dimensión histórica del juego, donde el jugador acumula experiencias y conocimientos que lo enriquecen y lo hacen más fuerte. Nos da la posibilidad de aprender un lenguaje nuevo, con el que podemos crear, compartir y comunicarnos dentro de un modelo comprensible del mundo.

Frente al tablero cabemos todos, sin distinción. Un niño puede enfrentarse en igualdad de condiciones con un adulto, un joven o un anciano. Podemos jugar ajedrez en la plaza, en la calle, en la biblioteca o la sala, y con ayuda de la tecnología moderna podemos jugar con personas del otro lado del mundo. De ahí su valor social, como herramienta de fomento a la inclusión y la consideración del otro.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario